Consejos para hacer una reforma energética eficiente

Cuando decidimos reformar nuestra vivienda, normalmente pensamos en el diseño pero, pocas veces optamos por invertir en la eficiencia energética.

A continuación le damos algunos consejos para hacer una reforma energética eficiente. Este tipo de reformas, se basa en instalaciones del hogar y nos permite ahorrar hasta un 60% en nuestras facturas. Le damos algunos consejos a tener en cuenta a la hora de reformar nuestra vivienda pensando en la eficiencia energética.

Revisar la instalación de nuestra caldera y sustituirla si es necesaria.

Se trata de un elemento fundamental para la fontanería y la calefacción. Por norma general es el que más nos hace gastar en nuestra factura de luz y gas.

Las calderas antiguas nos impiden ahorrar energéticamente y derrochan mucha energía. Los modelos actuales hacen un consumo más responsable. Lo ideal es hacernos con una caldera que esté en la clasificación A+ o A++ de eficiencia energética.

Instalación eléctrica

Probablemente toque también revisar nuestra instalación eléctrica, así como la distribución de enchufes, revisión de aparatos eléctricos. También podemos aprovechar para cambiar nuestras bombillas por LED’s que reducirán drásticamente nuestra factura mes a mes, y nos permitirá ahorrar. Lo mismo ocurre con los aparatos eléctricos antiguos, la mayoría consumen mucha más energía que los nuevos modelos, que hacen un consumo más responsable. Podemos comprobar el consumo de nuestros pequeños y grandes electrodomésticos mirando la pegatina indicativa que traen en la parte posterior.

 Revisar ventanas y cerramientos

Las ventanas pueden causar unas pérdidas del 30% de la energía del hogar. Es la manera más rápida al tener resultados instantáneos. Lo ideal es instalar un doble vidrio, y como material usar el PVC. También podemos usar burletes. Un piso con una baja eficiencia energética, por ejemplo, de 90 metros cuadrados, gasta unos 1.200 euros en energía al año, cinco veces más que un piso de las mismas medidas, reformado energéticamente.

Certificación de la vivienda

Desde 2013 existe obligación de solicitar la certificación de vivienda energética si queremos vender, alquilar o para nuevas construcciones. Este documento cataloga los inmuebles en función de su categoría energética, donde a la A es la máxima puntuación, frente a la G, siendo ésta la peor. Este documento debe estar certificado y expedido por un profesional de la electricidad y tiene un coste entre 30 y 60€ en función de la empresa y la comunidad autónoma del inmueble. El certificado de eficiencia energética queda almacenado en el registro oficial de la comunidad. Éste puede enviarle un inspector si sospecha de fraude, cuyas sanciones pueden variar de los 300 a los 6.000 euros si detectase alguna irregularidad en el documento expedido por el profesional.

Si sigue estos Consejos para hacer una reforma energética eficiente, su casa podrá obtener una mayor puntuación en certificación energética, permitiéndole ahorrar mes a mes en sus facturas.