DecoraciónHome StagingReformas

¿ Contratar a un decorador es cosa de ricos?

Por 13 noviembre, 2017 Sin Comentarios

¿Contratar a un decorador es cosa de ricos?

Cuando a muchos de los clientes de Archirent, le hablamos de la posibilidad de contratar un decorador de interiores para finalizar la reforma integral de su casa, se asustan. Y es que existe la creencia popular de que contratar a un decorador es cosa de ricos. Hoy en el blog, desmentimos y te explicamos por qué contratar a un decorador no tiene por qué incrementar el precio de nuestro proyecto.

Sabemos que es genial poder hacer cosas por uno mismo, y más cuando se trata de nuestro hogar. Pero, y ¿si contrato a un decorador y no acierta con mi estilo o no me gusta?.

Lo cierto es que esto no sucede prácticamente nunca, y el trabajo de un decorador no termina hasta que el cliente esté realmente satisfecho con su trabajo. Sin embargo, no debes preocuparte. Los decoradores, tienen como base general las ideas y los gustos del propietario. Para conocerlos en profundidad te harán preguntas o una “pequeña entrevista” para conocer tus preferencias y necesidades. Además, todas las decisiones de peso o que requieran mayor inversión siempre serán consensuadas con el cliente.

Una de las ventajas de contratar a un diseñador de interiores es que nos van a ofrecer ideas, que en un principio ni nos habíamos planteado. Los diseñadores de interiores generalmente cuentan con un lado artístico y profesional, que está en conexión con las últimas tendencias en decoración, mobiliario, colores, etc.

¿Cómo puedo saber cómo va a quedar mi casa?

Aunque el decorador podría hacerte bocetos, actualmente existen multitud de herramientas y nuevas tecnologías que nos permiten ver casi en efecto real, cómo va a quedar nuestra casa. Además, la elaboración de renders 3D y moodboards te ayudarán a saber exactamente cuál es la idea que tiene para nuestra vivienda. Mediante una paleta de colores, texturas y fotografías, el decorador puede complementar nuestra visión y conseguir la decoración que estamos buscando.

¿Pero, qué beneficios tiene realmente contratar a un decorador? ¿No podría hacerlo yo mismo?

Muchas personas piensan que buscando por internet, pueden hacer el mismo trabajo que un decorador de interiores, y “ahorrarse un gasto extra”. Sin embargo, nada más lejos de la verdad. Además de ahorrarnos tiempo y esfuerzo, el decorador de interiores tiene una ventaja principal sobre nosotros como usuarios de “a pie”. Nos referimos a los precios. Como profesional, tienen una amplia gama de precios para mobiliario, pinturas, y en la contratación de personal cualificado, que nosotros no tenemos.

Además, de la ventaja económica, su conocimiento del mercado, le obliga a estar con continuo contacto con proveedores. Los diseñadores están siempre buscando diferente mobiliario. Esto, además de permitirle conseguir mejores precios, le otorga una visión del espacio y del diseño de interiores con la que nosotros no contamos.

Otra de las ventajas de contratar a un decorador de interiores, es que éste está acostumbrado a solucionar problemas y deficiencias en las viviendas. Por ejemplo, solucionar problemas de luminosidad o de espacio en casas pequeñas. También saben sacarle partido a una cocina minúscula o incluso dotar de valor añadido nuestra vivienda.

Pero sin duda, uno de los beneficios principales de un decorador de interiores son los resultados. Podríamos diferenciar a simple vista, aquellas viviendas en las que ha actuado la mano de un profesional, de aquellas en las que no. Si además se trata de un local comercial o un negocio, ésto se hace además más patente. El decorador además de tener en cuenta tus gustos, diseñará de cara a los futuros clientes, haciéndoles sentir en un espacio único e irrepetible. 

Si, pero ¿cuánto cuesta realmente un decorador?

Aunque es una profesión reconocida y regulada, no existe una tarifa oficial para los trabajos de decoración. Existen decoradores que cobran una cantidad fija por sus proyectos. Otros cobran por horas y hay estudios que que lo hacen en función de la envergadura del proyecto. Otro tipo de tarificación es por metros cuadrados de la vivienda. Además de esto, el precio puede variar en función de otras muchas variables.

No es lo mismo que contratemos a un interiorista para decorar nuestro salón, que para un proyecto de remodelación completo. También variará en función de los servicios que contratemos. Podemos pedir sólo asesoramiento, o una gestión integral de proyecto, branding si es para nuestro negocio, o creación de espacios para locales comerciales.

¿Realmente merece la pena contratar a un decorador?

Nuestra respuesta es clara en este aspecto, sí. Contratar a un diseñador de interiores puede ayudarnos a ahorrar tiempo y dinero. Además de conseguir muebles a un precio más económico y dotar a nuestra vivienda de un espacio único con identidad propia. Además, en Archirent, somos expertos en reformas que te hacen ganar dinero. Con un buen servicio de asesoramiento y gestión integral de tu inmueble, puedes aumentar la rentabilidad del mismo. Gracias a este aumento, podemos recuperar la inversión inicial en poco tiempo, e incluso ganar más dinero con tu reforma. Déjate asesorar por nuestro equipo de expertos y pídenos presupuesto sin compromiso. Estaremos encantados de ayudarte.

Además ofrecemos un servicio continuado. Nuestro trabajo no finaliza con tu reforma. En Archirent cuentas con 5 años de garantía. Conócenos y presume de la rentabilidad de tu vivienda o local comercial.

Dejar un comentario