Decoración

Decorar con Chalk Paint o pintura de tiza

Por 10 abril, 2017 Sin Comentarios


Decorar con Chalk Paint o pintura de tiza

 

Pintura con efecto tiza

Chalk Paint es el nombre en inglés para la pintura hecha a base de tizas. Se trata de una pintura decorativa, muy versátil.

Esta pintura está marcando las tendencias actuales en decoración y restauración de muebles. Se trata de una pintura con base al agua y sirve para pintar cualquier tipo de superficie: madera, plásticos, tejidos e incluso vidrio.

Se trata de una pintura densa, por lo que cubre muchísimo. Bastará con un pequeño bote para pintar varios muebles. Si te haces con uno grandes podrás pintar hasta el aburrimiento. Si ves que la pintura se queda muy densa, o aparecen burbujas, puedes utilizar un poco de agua. Nunca en el bote original. Es preferible mojar el rodillo, o humedecerlo un poco. En este tipo de pintura es mejor utilizar dos capas que una muy gruesa.

El efecto que produce este tipo de pintura en los materiales es espectacular y lo mejor de todo es que no necesita lijado. Además, se pueden encontrar infinidad de colores en tiendas de pinturas o decoración. Puedes encontrar sobre todo colores pastel, muy fiel a estilo vintage al que imitan sus trazos. Este tipo de pintura es muy popular en el estilo nórdico y nos permite conseguir el estilo desgastado que andábamos buscando.

Materiales necesarios

La brocha ideal para pintar con Chalk Paint son aquellas redondeadas con mucho pelo. También podemos usar paletinas, en función del tipo de acabado que deseemos darle. Las paletinas ofrecen menos textura, pero, nos permite llegar a los rincones más pequeños.  Si por el contrario preferimos una textura más lisa y homogénea, podemos utilizar un rodillo. Es preferible entonces usar rodillos de teflón que dan una capa uniforme pero no dejan marcas, a diferencia de los rodillos de espuma.

Si queremos darle un efecto decapado, debemos dar una capa del primer color, y otra del color que quieres que predomine. Después debemos encerar y lijar suavemente para que aparezca sutilmente el color de debajo.

Este tipo de pintura deja un precioso acabado vintage, pero debemos protegerlo. Para ello, es imprescindible darle un barniz que preserve el material. Podemos usar tanto cera como barniz, o incluso los dos a la vez para que se conserve mejor. Eso sí, para aplicar ambas técnicas debemos esperar al menos un día o dos entre la aplicación de una y otra.

 

Dejar un comentario