ConsejosDecoraciónReformasSostenibilidad

Grifería bimando o monomando: Cómo elegir el grifo perfecto

Por 2 agosto, 2017 Sin Comentarios

Grifería bimando o monomando: Cómo elegir el grifo perfecto

¿Estás reformando tu casa y ha llegado el momento de elegir los grifos? No te preocupes, hoy en el blog hablamos de cómo elegir el grifo perfecto. ¿Grifería bimando o monomando?.

Elegir la ubicación

Según la ubicación del grifo deberemos elegir entre grifería bimando o monomando. ¿Dónde va a ir ubicado el grifo?

Sobre una repisa:

Este tipo de instalación son las más usadas para bidé y lavabo. Pero, ¿qué grifo es mejor para este tipo de ubicación? Para lavabos y bidé ambos tipos de grifos pueden ser utilizados. Eso si, si la distancia a la pared es muy pequeña, debemos elegir un grifo monomando cuya maneta evite mirar a la pared, y comprar que se adapta al espacio perfectamente.

Lavabos:

Para el lavabo nuestra opción es elegir un grifo que complemente correctamente el espacio y que nos permita comodidad y flexibilidad. Por ejemplo, debemos evaluar si nuestras cañerías circulan por la pared o por el suelo. Sólo en el primer caso podemos elegir una grifería empotrada. También debemos ver si nuestro lavabo está integrado en el mueble o por el contrario queremos una pieza que se apoye sobre el mismo. En cualquier caso, debemos contemplar también la distancia que existe entre el mueble y la pared.

Cocina:

Al ser uno de los espacios de la cocina en el que más agua utilizamos, debemos pensar detenidamente el tipo de grifo a utilizar. Por eso, la grifería monomando puede ser una opción excelente para ahorrar en nuestra factura del agua y de electricidad. Su ahorro energético se debe principalmente a que en el centro, en su posición central, el agua sale fría.

 

 

Grifos empotrados

Otro de los grifos que encontramos en el mercado es la grifería empotrada. Ésta puede convertirse en una opción moderna y muy decorativa. Para este tipo de grifería es imprescindible que nuestra instalación de agua discurra por la pared. Dentro del mercado de grifería empotrada podemos encontrar numerosos modelos en función de nuestras necesidades estéticas y decorativas. Una de sus principales desventajas es su instalación. Es más compleja que la de un grifo normal y necesitaremos contar con personal experto para su correcta instalación.

Grifos vintage

Para los amantes de lo vintage también encontramos soluciones en grifería. Para aquellos que quieran dar un toque diferente a su cuarto de baño, existen los grifos vintage. Estos ofrecen un acabado normalmente en dorado y porcelana, imitando a la grifería antigua, pero aportan un toque moderno y decorativo a nuestro cuarto de baño. Actualmente existen numerosas marcas en el mercado que los comercializan, aunque su precio es ligeramente superior que los acabados convencionales.

¿Y tú? ¿Qué vas a instalar en tu vivienda? ¿Prefieres la grifería bimando o monomando?

Dejar un comentario