Reformas

10 razones por las que contratar a un arquitecto

Por 12 mayo, 2017 Sin Comentarios

10 razones por las que contratar a un arquitecto

Cuando decidimos hacer una reforma en casa nos asaltan las dudas: ¿Cuánto durará? ¿Será muy caro? y en ocasiones optamos por prescindir de uno de los elementos principales: el arquitecto. Pensar que al ahorrarnos los honorarios del arquitecto estamos haciendo un favor a nuestro bolsillo es un error bastante común. A continuación te explicamos por qué. Te damos 10 razones por las que contratar a un arquitecto en lugar de a un maestro de obras.

Formación

La formación del arquitecto está preparada para cubrir numerosas necesidades a nivel técnico, de diseño, coordinación, etc. También permitirá aprovechar al máximo los recursos y reducir costes.

Creatividad

Además de seguir las indicaciones del cliente, los arquitectos pueden aportar una visión global y más creativa que se ajuste a las necesidades y presupuesto de tu hogar. Evaluar la viabilidad económica y funcional del proyecto es uno de los elementos básicos para el éxito de la reforma. Para ello, el arquitecto cuenta con herramientas esenciales para evaluar de forma gráfica y profesional las necesidades del proyecto. Es por eso que cada proyecto será único, elaborado individualmente para su vivienda y original.

Atención al cliente

Una de las misiones principales del arquitecto es saber conceptualizar las necesidades del cliente. No siempre resulta fácil plasmar en un plano o un papel, las necesidades e ideas que una persona está verbalizando. Una de las capacidades del arquitecto es saber escuchar, aconsejar y plasmar en papel lo que necesita su cliente. En ocasiones, los maestros de obras intentan imponer sus años de experiencia y terminan haciendo lo que desean, desoyendo las peticiones que se les hacen.

Facilitar los trámites

Una de las ventajas que tiene trabajar con un arquitecto es que se simplifican los procesos y los trámites para el cliente. El arquitecto puede pedir todos los permisos necesarios, cumpliendo la normativa vigente, evitando hacer todo el papeleo al usuario. El arquitecto conoce de primera mano toda la documentación necesaria, así como los trámites y necesidades de construcción de la vivienda (licencias, visados, seguros, etc).

Conoce la normativa vigente

El arquitecto en su trabajo diario, conoce bien la normativa vigente en aspectos de construcción, seguridad, ahorro energético, sostenibilidad y calidad. De este modo, se garantiza al cliente unas garantías mínimas, a la vez que se cumple con la normativa vigente.

Ahorro en costes

Muchas personas creen que ahorrarse los honorarios del arquitecto les hará ahorrar en costes. Sin embargo, esta afirmación es totalmente falsa. A veces, lo barato puede salir caro. Y es que trabajar con un arquitecto puede suponernos un ahorro en costes de material. El arquitecto conoce y sabe el alcance de los materiales que utilizará en el proyecto. Por eso, encargará 15 metros de cable en lugar de los 18 que solicitó el maestro de obras. La contratación de un arquitecto nos ayudará a evitar el robo hormiga de materiales.

Control del presupuesto

Los arquitectos deben hacer un estudio previo de viabilidad económica. Basada en las necesidades y posibilidades económicas de su cliente, el arquitecto elaborará un presupuesto cerrado, con todo los elementos que pudiera necesitar y sin dejar cabos sueltos. Un presupuesto cerrado nos evitará sorpresas de última hora, nuevos costes o compras de materiales e inconvenientes.

Gestión de los plazos establecidos

A diferencia de un maestro de obras, los arquitectos trabajan con estrictos plazos de tiempo. La planificación es uno de los elementos fundamentales en una obra o reforma, y para el arquitecto es muy importante hacer que su equipo cumpla los plazos establecidos. Por eso, contratar a un arquitecto nos ayudará a evitar las obras interminables, las dudas y conocer con exactitud cuándo finalizará el proyecto.

Responsabilidad Civil

Nadie mejor que un arquitecto nos puede ofrecer garantías sobre la reforma que ha realizado. Además, los arquitectos cuentan con el respaldo del Colegio Oficial de Arquitectos que vela por la seguridad y la calidad de la obra además de los intereses del cliente.

Valor añadido

Un buen proyecto de reforma puede añadir valor añadido a nuestra vivienda. Ya sea para uso personal o para su posterior salida al mercado del alquiler o venta, una buena reforma puede incrementar el valor de nuestro inmueble. Además, si contratas los servicios de un diseñador de interiores o Home Stager puedes conseguir mayor rentabilidad del alquiler. Si aún no sabes qué es el Home Staging no te pierdas este post sobre las diferencias que puede llegar a marcar en tu vivienda.

Todos estos motivos hacen que contratar a un arquitecto nos salga más rentable que no hacerlo, a pesar de sus honorarios. Si está pensando en realizar una reforma, no dude en consultar a nuestro equipo de profesionales, que podrán proporcionarle información sin compromiso.

Dejar un comentario