DecoraciónReformasRentabilidadSuelos

Cómo elegir el suelo de tu casa

Por 26 julio, 2017 Sin Comentarios

Cómo elegir el suelo de tu casa

¿Estás pensando en reformar tu vivienda y quieres aprovechar para cambiar el suelo? Hoy en el blog de Archirent hablamos de los tipos de suelos que existen en el mercado y cómo puedes elegir el suelo de tu casa.

Si estás cansado del suelo de tu vivienda, no te preocupes, existen multitud de soluciones para cambiarlo y en ocasiones, sin tener que hacer obras. Veamos en primer lugar cuáles son las soluciones para cambiar el suelo de nuestra vivienda sin necesidad de realizar obras.

La decisión de elegir un suelo u otro no es algo que deba hacerse a la ligera. En muchas ocasiones, nos dejamos guiar por la estética y el diseño y olvidamos la seguridad y habitabilidad de nuestra vivienda. Un mal suelo puede ocasionarnos muchos problemas a largo plazo, además de hacernos gastar más energía y encarecer nuestra factura de la luz. El suelo es un aislante térmico estupendo si sabemos cómo instalarlo correctamente. Por eso es importante contar con la ayuda de un profesional a la hora de cambiar nuestra vivienda.

Primero: determinar su uso

Uno de los primeros pasos para elegir nuestro suelo es determinar qué uso vamos a darle y para qué estancia lo necesitamos. No es lo mismo el suelo de una zona de tránsito, como puede ser un pasillo o una escalera, que el suelo que tenemos que instalar en la cocina. En la cocina necesitaremos un terrazo no deslizable, que aguante bien la humedad y repela las manchas o sea fácil de limpiar.

Colocar un suelo de madera en la cocina puede ser estéticamente ideal pero no es útil. La madera tiene otras bondades, pero en este caso podría hincharse, abombarse y reformarse. También depende de nuestro estilo de vida, no es lo mismo un apartamento de soltero que una vivienda unifamiliar con un perro. El uso que vamos a darle no es el mismo.

Cambiar el suelo sin hacer obras

Hace unos días hablábamos en nuestro blog de cómo reformar nuestra vivienda sin hacer obras. Una de las soluciones que ofrecíamos era cambiar el suelo. Pero, ¿es posible hacerlo sin obras?. Si, y lo mejor de todo, es que existen multitud de opciones para hacerlo.

En primer lugar, puedes colocar un suelo sobre otro. No hace falta retirar el antiguo suelo de mármol para colocar un original suelo de madera o parquet. Bastará con colocar uno encima de otro. Ahora bien, esto podría modificar la altitud de nuestras puertas. Bastaría con subir éstas ligeramente a la altura deseada.

Otra de las soluciones para cambiar el suelo sin hacer obras sería colocar un suelo vinílico. Éste presenta diferentes modelos y composición en el mercado que permiten personalizarlo casi a nuestro gusto. El suelo vinílico es un tipo de suelo que se coloca mediante adhesivos y que ofrece una gran resistencia. Además, también existen modelos antideslizamientos y anticaídas, estampados, de imitación de madera, azulejos, etc. Suponen una opción económica y rápida de sustituir un suelo castigado por el paso del tiempo, sin necesidad de hacer obras. Consulta los suelos vinílicos que existen en el mercado para elegir el suelo de tu casa.

Cambiar el suelo de manera tradicional

Para este tipo de cambios necesitaremos contar con ayuda de un profesional. Aunque pueda parecer una tarea sencilla, colocar un suelo requiere de experiencia. Si no contamos con la ayuda de un profesional, podemos sufrir problemas de irregularidades, pendientes o filtraciones que pueden afectar a largo plazo. Como hemos comentado con anterioridad, el suelo puede ayudarnos a reducir nuestro gasto energético, aumentar el aislamiento térmico y ayudarnos a reducir nuestras facturas.

Pero, ¿cómo elegir el suelo de tu casa?

Cocina: 

Para la cocina debemos buscar un suelo que repela las manchas, o que sea fácil de limpiar. Ten en cuenta que es una zona muy transitada y que se mancha con facilidad. Por ese motivo debemos elegir un suelo donde las manchas no se noten con facilidad. También debe ofrecer una alta impermeabilidad y ser antideslizante. Podemos elegir por ejemplo, el gres o el terrazo.

Salón y pasillos:

Para el salón y pasillos, unas de las zonas más transitadas de la casa, debemos elegir un suelo que vaya en sintonía con nuestra vivienda, pero que ofrezcan alta resistencia. Para ello podemos utilizar un diseño de madera que nos guste, parquet o tarima flotante.

Dormitorios y habitaciones infantiles

Si vives en un lugar donde las temperaturas en invierno bajan mucho, una de las mejores soluciones para los dormitorios y habitaciones infantiles es la moqueta. La moqueta ofrece una temperatura estable y reduce el gasto energético y la pérdida de temperatura. Además, bastará con pasar la aspiradora para su mantenimiento y limpieza.

Baños

Los baños no son una zona en la que pasemos gran parte de nuestro tiempo, por lo que podemos colocar un suelo más delicado. Si bien es cierto, que debido a las temperaturas y la humedad de este tipo de espacio, debe ser un suelo que ofrezca alta resistencia a las temperaturas y la humedad. A la vez, debe ser antideslizante, aunque siempre podremos colocar una alfombrilla decorativa.

¿Qué te parecen estas ideas para elegir el suelo de tu casa? ¿Estás pensando en cambiarlo pero no sabes por donde empezar? Déjate asesorar por nuestro equipo de profesionales y haz que tu próxima reforma sea un éxito. En Archirent te damos presupuesto sin compromiso y garantizamos tu reforma durante 5 años de garantía. Además, somos muy estrictos con los plazos de cumplimiento y tu presupuesto estará cerrado desde el primer día. ¿No es genial? Llámanos e infórmate sin compromiso.