ReformasSostenibilidad

Cómo conseguir un hogar sin ruidos

Por 8 noviembre, 2017 Sin Comentarios

Cómo conseguir un hogar sin ruidos

Uno de los principales objetivos que nos piden nuestros clientes cuando quieren hacer una reforma integral de su vivienda, es reducir el nivel de ruido de su hogar. El silencio es uno de las cosas que más apreciamos cuando prescindimos de ello. Vivir en un edificio con un escaso aislamiento puede provocar que escuchemos a nuestros vecinos más de lo deseado. Por eso, puedes aprovechar tu próxima reforma integral para acometer reformas que mejoren el aislamiento acústico. Conseguir un hogar sin ruidos es posible. Ahora bien, para ello necesitamos un estudio exhaustivo de nuestro inmueble y una opinión profesional.

Detectar las posibles causas del ruido

Sin duda, una de las primeras acciones que debemos realizar es hacer un estudio intensivo, que nos permita detectar las posibles causas de ruido. A veces tendemos a pensar que únicamente está causado por la debilidad o mala calidad de los tabiques, pero puede haber más causas que determinen esta carencia.

Uno de los principales factores puede ser la generación de ruidos externos. Por ejemplo, si vivimos en una zona céntrica de la ciudad, o en una calle muy transitada, etc. Para determinar si este es el problema, bastará con abrir las ventanas. Si el ruido aumenta, o penetra en la vivienda con tan sólo abrirlas, nos encontramos con un grave problema. En verano se acentuará más, pues solemos abrir las ventanas por la noche y por las altas temperaturas. Para mejorar este problema, podemos ayudarnos de ventanas practicables u oscilobatientes. Las ventanas correderas tradicionales permiten la entrada de ruido y no aislan eficientemente nuestra vivienda. Por lo que esta pequeña inversión podrá suponernos una gran fuente ahorro a medio y lago plazo.

Si los ruidos proceden del interior del edificio, de otras viviendas, o de nuestra propia casa, entonces necesitamos plantearnos un proyecto de aislamiento. Para ello, necesitamos contar con la ayuda y la experiencia de un profesional, que nos supervise la instalación y el aislamiento de la vivienda.

Puertas y ventanas

hogar sin ruidos

Una de las principales fuentes de ruido de una vivienda son las puertas y ventanas. Un buen aislamiento térmico y acústico es fundamental para eliminar ruidos y problemas térmicos. Las puertas y ventanas deben ser las adecuadas para contener el ruido. Por eso, una colocación e instalación adecuada es fundamental para eliminar problemas futuros. Por muy buen material que utilicemos, si éstas no están colocadas correctamente, el ruido no se eliminará.

El material aislante que escojamos también definirá no sólo el nivel de ruido de nuestra vivienda, sino la pérdida de temperatura y aislamiento térmico que buscamos. En las reformas, normalmente, se utiliza un material denominado espuma de poliuretano. Éstas tienen un problema fundamental y es que sólo aíslan térmica pero no acústicamente.

Para evitar este problema, durante la instalación de las ventanas, es conveniente colocar otros materiales aislantes, capaces de contener el ruido. Si evitamos además que queden huecos, estaremos contribuyendo a la reducción del ruido. Otro de los materiales que podemos utilizar es el pvc. Éste actúa como amortiguador natural de las ondas sonoras. También podemos ayudarnos de mejorar para los perfiles de madera y aluminio de nuestras ventanas, alcanzando cotas más altas de aislamiento acústico.

Acristalamiento

Otro de los grandes problemas de la filtración de ruido es el tipo de vidrio que instalamos en nuestras ventanas. Lo ideal es instalar ventanas con doble acristalamiento. Como norma general, debemos buscar vidrios con un espesor mínimo de 6mm. Ahora bien, esto variará en función del presupuesto que tengamos y las necesidades. Si vivimos en una zona que no es muy ruidosa, o muy fría, no es necesaria la instalación de cristales muy gruesos.

Otra de las características que debemos valorar para conseguir un hogar sin ruidos son las persianas. Aunque en España son muy frecuentes, si bien es cierto que en otros países no es habitual contar con esta herramienta que nos proteja de la luz y del ruido. Pero, ¿y qué tiene ésto que ver con el ruido? Puede que no lo sepas, pero las cajas de persianas están protegidas por un material que aísla el contenido del exterior y que ayuda a reducir el ruido.

Recubrimiento de paredes

hogar sin ruidos

El último de nuestros trucos para conseguir un hogar sin ruidos, es el aislamiento de paredes. Aunque pueda resultar una ardua tarea, deben combinarse distintos tipos de materiales que tengan la capacidad de absorber el ruido. Una de las técnicas más empleadas es la colocación de una doble pared, con una cámara de aire entre ellas. Debemos elegir materiales aislantes, con una fuerte reducción de ruidos. El recubrimiento posterior puede hacerse en placas de escayola o yeso pero lo fundamental es elegir un material de relleno capaz de absorber ruidos y vibraciones.

Todos estos trucos pueden ayudarnos a conseguir un hogar sin ruidos. No olvides que es fundamental el estudio exhaustivo de las carencias de la vivienda. Si necesitas contar con la ayuda de un profesional, o quieres solicitar un presupuesto sin compromiso para mejorar el aislamiento acústico de tu hogar, no dudes en contactar con nosotros. Nuestro equipo de arquitectos profesionales, le asesorarán durante todo el proceso y estimarán las medidas necesarias que necesita la vivienda para reducir los niveles de ruido.

Dejar un comentario