Reformas

Pasos básicos al hacer una reforma integral

Por 3 julio, 2017 Sin Comentarios

Pasos básicos a tener en cuenta al hacer una reforma integral

Hacer una reforma integral puede convertirse en una odisea si no se planifica correctamente. A veces intentamos posponer la decisión, por el miedo a los posibles imprevistos y complicaciones que pudieran surgir. Sin embargo, te vamos a dar pasos básicos que debemos tener en cuenta al hacer una reforma integral. De este modo, y con el equipo de profesionales adecuado, evitarás malentendidos, sorpresas o incrementos en el presupuesto inesperados. También recuerda que existen gran cantidad de mitos acerca de las reformas, pero la mayoría son falsos. Así que siguiendo estos pasos no te equivocarás al decidirte por una reforma integral.

Definición de las necesidades

Antes de embarcarnos en esta aventura, debemos conocer con exactitud cuáles son las necesidades que tiene nuestra vivienda o nuestra familia. Por ejemplo, si tienes una familia numerosa y las habitaciones son insuficientes o muy pequeñas, debemos añadir a la lista de necesidades ampliar las habitaciones o crear un nuevo dormitorio, por ejemplo. De este modo, cuando hablemos con nuestro arquitecto sobre las necesidades, tendrá una idea más clara de qué es lo que necesitas y cómo puede ayudarte.

Si la lista de necesidades es muy extensa, no olvides otorgar una puntuación que determine la importancia de cada una de ellas. Todos queremos un salón gigante, o un cuarto de baño más grande. Sin embargo, quizás es más necesario ampliar el dormitorio por la llegada de un nuevo miembro a la familia, por ejemplo. También debemos definir nuestro listado teniendo en cuenta las necesidades futuras. Si decides crear un cuarto de juego para tus hijos, hazlo de tal manera que después cuando crezcan pueda convertirse en otra estancia, según las necesidades. Por ejemplo, una biblioteca o sala de estudio.

También, podemos tener en cuenta otro tipo de necesidades especiales. Por ejemplo, si hay gente mayor viviendo en casa, es un buen momento para plantearse crear espacios adaptados. Cambiar la bañera por una placa de ducha podría ser un buen comienzo si se da el caso.

Crear un presupuesto

Aunque de la elaboración del presupuesto se encargará tu arquitecto, es imprescindible que calcules los recursos con los que cuenta la reforma. Establecer un presupuesto máximo puede ayudar a adaptar el presupuesto a tus necesidades. Es importante saber con qué presupuesto contamos para realizar la reforma integral de la vivienda. Si el presupuesto es ajustado, puede que no debamos reformar toda la vivienda, y podría hacerse en varias fases. Con esta información ayudarás a tu arquitecto a diseñar un plan que se adapte más a tu bolsillo.

Comprueba los permisos que necesitas

Una reforma integral necesita una serie de permisos que deberás solicitar en el ayuntamiento de tu ciudad. Si no sabes bien qué permisos necesitas para realizar tu reforma integral puedes hablar con tu arquitecto sobre ello. Éste te ayudará a solicitarlos y te explicará qué es lo que necesitas exactamente. Generalmente este tipo de permisos se solicitan cuando afectan a la estructura del inmueble, la fachada o a los elementos comunes.

Búsqueda de otra vivienda temporal 

Si decides hacer una reforma integral de tu vivienda, lo más probable es que tengas que buscar otra vivienda temporal durante las obras. De este modo, evitarás la incomodidad de convivir con restos, pintura y material de obra. Además, los obreros trabajarán más eficientemente y se acortará el tiempo necesario para su finalización.

Compara diferentes presupuestos

No te quedes con el primer presupuesto que te envíen, compara diferentes presupuestos para tener una visión más amplia y poder elegir. Pero ¡ojo! en ocasiones, el presupuesto más económico no es el más recomendable. Comprueba que incluye todos los gastos (materiales, personal, tiempo de ejecución, permisos, etc). De este modo evitarás gastos sorpresas o un incremento en el precio con algún concepto que no estaba incluido en el contrato inicial. Pide a tu arquitecto que te lo dé todo bien explicado y detallado.

Decir que no

En muchas ocasiones, nos da miedo decir que no, y terminamos realizando un proyecto con el que no estamos a gusto. Que no te de vergüenza decir que no. Al fin y al cabo, tú o tu familia sois los que vais a disfrutar de la vivienda. Asegúrate de que tu arquitecto conoce tus gustos, necesidades y que está realizando la reforma como tu le habías pedido. Puedes pedir que te cambien todo aquello que no te guste o con lo que no estés del todo satisfecho.

Contrata sólo a profesionales

Muchas personas piensan erróneamente que contratar a un maestro de obras es más económico que aun arquitecto. Te damos 10 razones por las que esto no es cierto. Contratar a un equipo de profesionales, con una trayectoria consolidada evitará gastos sorpresas, reformas interminables y problemas a largo plazo. Al contratar a una empresa de profesionales estaremos recibiendo un contrato donde se detallan todos estos elementos. Además, recibiremos mayores garantías que si contratamos a una cuadrilla de trabajadores.

 

Dejar un comentario