Reformas

Reformar el suelo: 5 suelos de interior que no te puedes perder

Por 17 noviembre, 2017 Sin Comentarios

Reformar el suelo: 5 suelos de interior que no te puedes perder

Reformar el suelo al hacer una reforma integral es una de las medidas que más puede variar el aspecto de nuestra vivienda. Si nuestra casa es muy antigua, una de las principales medidas que debemos acometer al hacer una reforma, debe ser cambiar el suelo. Especialmente si éste se encuentra muy desgastado o pasado de moda.

Si estás pensando en reformar el suelo, te mostramos los 10 mejores suelos de interior que pueden escogerse para una vivienda. Cada uno de ellos presenta una serie de pros y contras que pueden condicionar nuestra decisión. Conócelos todos y elige el que mejor se adapte a tus necesidades.

Suelos de cerámica

El gres o suelo cerámico es uno de los tipos de suelo más usado en vivienda. En España, es uno de los materiales más utilizados, por lo que podemos encontrar gran variedad de fabricantes a precios muy competitivos. A la hora de elegir el suelo cerámico, debemos saber qué tipo estamos buscando. Y es que existen multitud de baldosas de diferentes calidades, formatos y acabados.

Una de las principales ventajas de los suelos cerámicos, es que son muy fáciles de limpiar y mantener. Es difícil que un suelo de gres se desgaste con el uso continuado, por lo que si queremos hacer una inversión a largo plazo, quizás sea un modelo recomendable. Además, son muy versátiles, podemos incluirlos en las cocinas y baños, en exterior o jardines, etc. Una de las principales desventajas que presenta este tipo de suelos es la temperatura, que generalmente es muy baja. Son fríos para el invierno. Además, pueden romperse si se deja caer un objeto pesado sobre ellos.

Suelos de mármol

El mármol es también un material muy utilizado en construcción en nuestro país. Se trata de una piedra que presenta grandes cualidades estéticas y constructivas. Una de las principales ventajas de este material es que ofrece una gran resistencia y belleza. Además, en el mercado podemos encontrare infinidad de tonalidades cromáticas y de diseño. Al ser un elemento natural, es difícil encontrar dos suelos iguales de mármol.

Sin embargo, los suelos de mármol presentan como desventaja principal el mantenimiento. son suelos con una fuerte tendencia a ensuciarse y desgastarse en la zona más superficial. Por eso requieren de un mantenimiento específico tanto para limpieza como periódicamente. Por eso, no recomendamos poner suelos de mármol en la cocina o zonas susceptibles de ensuciarse a menudo.

Suelos de madera

Los suelos de madera tienen como principal ventaja la estética que ofrecen los materiales naturales. Y es que la madera tiene un acabado capaz de dotar a un espacio de mayor calidez. Una de los presupuestos que más nos solicitan nuestros clientes es reformar el suelo de su vivienda. 

Otra de las ventajas es su acabado inimitable, y es que cada suelo de madera es diferente, debido a las características del material. Además, son un aislante térmico excelente. Nos ayudan a protegernos del frío invierno y del calor. Además, ofrece un resultado muy agradable al tacto. Por eso, este tipo de suelos es idóneo para dormitorios, o habitaciones donde queramos mantener la temperatura. Especialmente si nos gusta andar descalzos.

Sin embargo, los suelos de madera son ligeramente más caros que otros materiales y una de sus principales desventajas es que necesitan mantenimiento periódico. El mantenimiento de este tipo de suelos es el acuchillado, y es necesario si queremos mantener el suelo en buenas condiciones. Otro de los problemas que presenta es que no soporta bien los cambios de temperatura, y cuando el clima es muy seco, el suelo puede agrietarse.

Suelos vinílicos

Gracias a los nuevos materiales y los tratamientos, los suelos vinílicos han ido adquiriendo mayor durabilidad y resistencia al roce que otros materiales. Y es que este tipo de suelo ofrece una gran facilidad de limpieza e impermeabilidad. Eso sí, los suelos vinílicos no soportan productos químicos abrasivos ni disolventes.

Una de las principales ventajas que ofrecen los suelos vinílicos es su fácil instalación. Es un tipo de revestimiento ideal para cambiar y dar nuevo aspecto a la vivienda sin necesidad de hacer obras. De hecho, los suelos vinílicos eran una de las mejores alternativas para reformar nuestra vivienda sin hacer obras.

En cuanto a las desventajas de los suelos vinílicos, es que aunque ofrecen cierta resistencia a las altas temperaturas, hay que evitar apoyar objetos calientes sobre la superficie. Tampoco pueden exponerse al sol, por lo que no lo recomendamos para suelos de exterior. Una prolongada exposición al sol podría hacer que éste perdiera color, o incluso se deteriorase en algunas zonas. Por eso, aunque los suelos vinílicos han ido mejorando su composición con el paso del tiempo, ofrecen poca resistencia si lo comparamos con otros materiales.

Suelos de microcemento

El microcemento es uno de los materiales en auge en este momento. Y es que las nuevas tendencias decorativas han traído el gusto por la decoración industrial. Ésto ha provocado el aumento de soluciones constructivas con materiales con hormigón pulido o microcemento.

El microcemento es un material polivalente con una gran cantidad de aplicaciones constructivas (vale tanto para suelos como paredes o incluso muebles). Es además un material rápido y cómodo de instalar, pues no genera residuos, no requiere de cortes debido a su espesos (2mm). Además se adhiere rápidamente a cualquier superficie, incluso si ésta es porosa.

Otras de sus ventajas es que es impermeable, por lo que puede utilizarse tanto en la cocina como el baño. Además, resiste muy bien las temperaturas. Éste ni se agrieta ni se cuartea y presenta una alta dureza. Su calidad-precio es una de las mejores opciones para una reforma parcial de la vivienda, especialmente si queremos dotar a nuestra vivienda de estilo industrial.

Por otro lado, el microcemento presenta algunas desventajas frente a otros materiales y es su baja resistencia a los golpes y rayaduras. De hecho, si ponemos este material en nuestra vivienda, no debemos olvidar proteger las patas de todos nuestros muebles.

Si estás pensando en reformar el suelo de tu vivienda pero no sabes cuál es el que más se adapta a tus necesidades déjanos asesorarte. Te ofrecemos un presupuesto completo, adaptado a tu bolsillo y sin compromiso. Nuestro equipo profesional de arquitectos y decoradores te asesorará durante todo el proceso. Consúltenos.